Restaurantes: Al Wadi, en Sevilla

Comer comida árabe en Sevilla
Restaurantes: Al Wadi, en Sevilla
5 (100%) 8 votes

Un domingo cualquiera nos apeteció comer en un restaurante árabe en Sevilla, con idea de probar algo diferente para almorzar. Tras echar un vistazo a las buenas reseñas que tenía, nos decidimos por el Restaurante Al Wadi, situado en la calle Jimios, en el centro de la ciudad.

En este restaurante cuyo nombre, Al Wadi, significa «El Valle», sirven comida árabe y tienen una carta en la que incluyen especialidades de diferentes países como Marruecos, Arabia Saudí o Turquía.

Llegamos algo tarde y tuvimos suerte de encontrar una mesa libre, a la que nos dirigieron amablemente. La decoración, los arcos y las fotografías te hacen sentir como si estuvieses en el patio central de una típica casa árabe, aunque es decoración, pero está bien conseguido.

Al Wadi, restaurante árabe de Sevilla

Qué comer en Al Wadi

Tras echar un vistazo a las propuestas de la carta nos decantamos por pedir el Surtido Mezzat (el de la foto de arriba) que traía hummus, mutabal, muhammara, tabuleh, falafel, dolmas y labaneh, todo por 18,50€.

A eso le añadimos también un baba ganoush por 6€ que por lo visto se escribe ganoush, ghanoush, ganush, o ghanouj (este último como lo ponía en la carta) y parece que todas las formas se dan por buenas.

Este plato es una especie de paté de berenjenas aderezado con limón, pepitas de granada, aceitunas, aceite de oliva y algunas cosillas más, que se va tomando con pan de pita o con rodajas de pepino. Muy rico y divertido de comer.

Restaurante árabe Al Wadi de Sevilla

Realmente con el surtido hubiera bastado pero al preguntar al camarero si estaba bien para dos personas nos dijo que si no teníamos mucha hambre sí estaba bien, pero que si teníamos hambre podíamos pedir otra cosa para complementar. Y nos pudo el ansia, como siempre.

La bebida típica

Para beber una botella de agua pequeña y un vaso de ayran, que es una bebida muy popular en Turquía y Asia occidental hecha a base de agua y yogur. Es muy ácida y tomarla sola es algo raro, será la falta de costumbre a ese sabor para acompañar un almuerzo, pero el caso es que en el momento de la mezcla con la comida ese sabor comienza a ser agradable.

Volviendo a la comida, para probar varias cositas el Surtido Mezzat está bien pero son solo entrantes fríos y es demasiada cantidad para dos personas, es mejor pedirlo para más comensales y poder tener hueco para probar platos calientes.

Eso sí, todo estaba muy rico y se notaba que los ingredientes eran frescos y de calidad, en cuanto a eso no hay ninguna duda. Como es lógico algunas de las cosas del surtido gustan más que otras pero es una forma de poder probar siete cosas distintas y no quedarte con ganas.

El precio de este restaurante árabe en Sevilla

En cuanto a precios, estos dos platos (o plato y platazo), junto a la botella de agua pequeña (1,50€) y el vaso de ayran (2,80€),  sumaron una cuenta total de 28,80€.

Sin ser caro, es de los árabes con el precio más elevado de los que hemos comido, aunque la mayoría han sido en el norte de Marruecos y no es comparativo, pero está claro que si se quiere calidad, hay que pagarla.

Si buscas un restaurante árabe en Sevilla, sin duda te recomendamos este. Nosotros seguro que volveremos más adelante para probar más cositas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *