Olite

Visitar el Castillo de Olite en Navarra

Visitar Olite fue algo que hicimos atraĂ­dos por su conocido castillo, que realmente se llama Palacio Real de Olite. Llegamos desde las Bardenas Reales de Navarra, cerca del mediodĂ­a, por lo que el hambre ya era preocupante y antes de visitar su castillo buscamos un sitio para almorzar.

Sin ser una localidad de paso del Camino de Santiago, a lo largo de los siglos adquirió importancia ya que muchos peregrinos que se desviaban para visitar el Santuario de Ujué o que iban para Pamplona, decidían parar en Olite.

Historia de Olite

La localidad tiene su origen en la prehistoria, ya que hubo asentamientos humanos desde el Paleolítico. Tiene un pasado romano, del que no hay referencias escritas, pero sí las hay del siglo VII nombrando a «Ologicus» como ciudad goda.

La ilustraciĂłn del olivo en el escudo de la ciudad apunta a que su nombre tiene algo que ver con eso, ya que en los alrededores de Olite se cultiva el olivo desde siempre.

El nombre actual, Olite, aparece en el siglo XV en algunos escritos, y al siglo siguiente ya es habitual. En euskera Olite es Erriberri, que significa «que hunde raíces centenarias». Definitivamente, la cosa va de olivos.

Seguro para viajar con COVID19

DĂłnde comer en Olite

Para el almuerzo en Olite nos complicamos poco la vida. En los alrededores del Palacio Real, en la plaza de Carlos III el Noble, habĂ­a muchos bares, todos llenos, con su cartelerĂ­a de menĂș del dĂ­a. Los precios eran similares en todos pero la comida variaba segĂșn el sitio.

Comer en Olite barato

Se nos acercĂł una comercial de uno de los bares, el Bar Muralla, que estaba un poco mĂĄs alejado de la plaza y por eso tenĂ­a que atraer pĂșblico de esa forma, si no, no te enteras que estĂĄ por allĂ­. Como reclamo, por cada dos personas regalaban una botella de vino de Navarra.

Migas de pastor en el Bar Muralla de Olite

Vimos la carta, nos pareciĂł bien el menĂș y el precio (14,50€), asĂ­ que nos dejamos llevar esperando tener suerte con la elecciĂłn del lugar para el almuerzo en Olite.

DĂłnde almorzar barato en Olite

Pedimos de primeros pochas a la navarra y migas de pastor, y de segundo, alas de pato al horno y solomillo de cerdo al moscatel. El menĂș tambiĂ©n incluĂ­a las bebidas y el postre. Estaba todo correcto, la atenciĂłn, la comida y el precio. Lo normal de un bar de menĂș para turistas. AdemĂĄs, te llevas la botellita de vino como recuerdo de Olite.

DĂłnde cenar barato en Olite

Qué ver en Olite

Con el estómago lleno se hace mejor turismo, así que nos fuimos de nuevo a la plaza y comenzamos nuestra ruta descubriendo qué ver en Olite, volviendo de nuevo a la Plaza de Carlos III como punto de inicio. Esta plaza tiene en un extremo al Castillo y en el otro al Ayuntamiento de Olite.

Ayuntamiento de Olite

Palacio Viejo o Palacio de los Teobaldos

A pocos pasos de la Plaza de Carlos III se encuentra la Plaza de los Teobaldos, en la que encontramos el Palacio que le da nombre. Su construcciĂłn es anterior al Palacio Real y en su origen fue parte de la fortaleza romana de Olite. MĂĄs tarde, los reyes de Navarra lo usaron como residencia.

Lo que vemos hoy dĂ­a es fruto de restauraciones, ya que en la Guerra de la Independencia fue destruido en parte. Ya en el siglo XX se restaurĂł como hotel, siendo actualmente el Parador de Olite.

Palacio de los Teolbaldos en Olite

Iglesia de Santa MarĂ­a

A pocos pasos del Palacio Viejo se encuentra la iglesia de Santa María. Cuando fuimos estaba cerrada pero le pudimos dar un pequeño rodeo. Es un templo del año 1300, con fachada gótica, siendo ejemplo de la escultura navarra.

Iglesia de Santa MarĂ­a en Olite

Visitar el Castillo de Olite

El Palacio Real de Olite es uno de los símbolos mås conocidos del Reino de Navarra. Fue ordenado construir por Carlos III «El Noble» en el siglo XIV, inspirado en otros palacios europeos.

Visitar el Palacio Real de Olite

No guarda una forma Ășnica, sino que lo forman numerosas torres, galerĂ­as, jardines y galerĂ­as que unen unas estancias con otras. Antojos del monarca.

Visitar el Palacio Real de Olite, el Castillo.

En su momento costó un pastizal pero posiblemente a lo largo de los años (y siglos) esto se amortice, ya que es un atractivo turístico digno de visitar en Navarra.

Visitar el Palacio Real de Olite, el Castillo.

PodrĂ­amos contar una larga historia y entrar en mil detalles con este palacio, pero nos vamos a limitar a enseñar las fotos de nuestra visita y decir que por 3ÂŽ50€ que vale la entrada merece mucho la pena visitarlo. Si querĂ©is ver mĂĄs informaciĂłn sobre este palacio, la tenĂ©is en la web de turismo de Olite.

Visitar el Palacio Real de Olite, el Castillo.

Visitar el Palacio Real de Olite, el Castillo.

 

Visitar el Palacio Real de Olite, el Castillo.

Visitar el Palacio Real de Olite, el Castillo.

Visitar el Palacio Real de Olite, el Castillo.

Visitar el Palacio Real de Olite, el Castillo.

Descuentos en Booking

Siguiente parada: Ujué

Tras la visita a Olite, harĂ­amos parada en UjuĂ©, para luego dirigirnos a la siguiente y Ășltima parada de nuestro viaje por Navarra serĂ­a en Pamplona, la capital de la comunidad autĂłnoma. AhĂ­ harĂ­amos noche, con un free tour a la mañana siguiente y comienzo de la vuelta con parada en los alrededores de Salamanca.

Deja un comentario

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada. Los campos obligatorios estĂĄn marcados con *