Finde 028: Comarca del Guadalteba

Qué hacer en la Comarca del Guadalteba
Finde 028: Comarca del Guadalteba
5 (100%) 13 votes

El primer fin de semana de agosto lo hemos pasado en plan turismo rural por la provincia de Málaga, concretamente en el entorno de la Comarca del Guadalteba, que engloba las localidades de Almargen, Ardales, Campillos, Cañete la Real, Carratraca, Cuevas del Becerro, Sierra de Yeguas y Teba.

También merece mención especial el Embalse del Conde de Guadalhorce, un lugar idílico en el que se pueden realizar numerosas actividades a lo largo de todo el año, desde senderismo por las montañas hasta paddle surf y canoas por el mismo embalse.

Dentro de esta propuesta de ocio que ofrece la Comarca del Guadalteba, de lo que se conoce como turismo activo, nosotros elegimos hacer senderismo y visitar las ruinas de Bobastro, que fue un enclave católico rebelde en pleno Al Andalus.

Nos desplazamos desde Estepa en poco más de una hora, conduciendo por la A-92 y cogiendo el desvío por Campillos, pueblo que ya pertenece a la comarca. A partir de ahí la carretera es más montañosa, pero no corriendo y llevando precaución se disfruta de un buen camino con unas vistas y paisajes espectaculares.

Ruinas de Bobastro

Hasta que nos pusimos a planificar un poco el fin de semana por la Comarca del Guadalteba no habíamos oído hablar de Bobastro, y eso que fue un enclave de enorme importancia histórica y es bastante accesible a nivel turístico.

Ruinas de Bobastro en la Comarca del Guadalteba

Historia de Bobastro

Su historia comienza sobre finales del siglo IX cuando Umar ibn Hafsún se va a la montaña junto a un grupo de personas descontentas con la vida que les ofrecía el emir de Córdoba. Poco a poco se les fueron uniendo gentes de muchos lugares hasta llegar a ser una comunidad de unas 1500 personas.

Bobastro fue una ciudad de mozárabes durante los siglos IX y X, comprendida dentro y fuera de un recinto amurallado. Durante los años que existió construyeron en torno a ella varias iglesias, una de ellas hecha directamente en la roca de la montaña. Esta iglesia tenía un monasterio con monjes y Bobastro incluso llegó a tener un obispo, llamado Yafar Ibn Maqsím.

Poblado de Bobastro en Al Andalus

Con la ciudad bien asentada, Hafsún había conseguido organizarse junto a más grupos descontentos con el gobierno de Córdoba y atacaba con frecuencia posiciones musulmanas con más o menos éxito según la ocasión.

Cuando todo este tema llegó a los oídos de Abd al Rhaman III, éste ordenó conquistar la ciudad y destruirla al completo, siendo ésta gobernada entonces por los hijos de Hafsún en el año 928. Cuando la ciudad fue conquistada, Abd al Rhaman III, recién nombrado Califa, se rió de la osadía que Bobastro había tenido y el final que había recibido bajo su mandato.

El caso es que, a día de hoy, Bobastro fue el mayor foco de resistencia que encontró Al Andalus en esos años, y encima en pleno corazón de su territorio. Un lugar muy interesante para visitar en la Comarca del Guadalteba.

Cómo llegar a las ruinas de Bobastro

Para llegar a las ruinas de Bobastro nos fiamos, con mucha precaución, del GPS del móvil, que nos llevó por el camino correcto marcando un punto en el que debíamos bajar del coche y seguir andando por la montaña.

Cómo llegar a las ruinas de Bobastro en Málaga

Unos doscientos metros antes de ese punto vimos vacía la casetilla del guía encargado de hacer visitas guiadas por las ruinas al precio de 3€ por persona. Según nos informaron unos días antes por teléfono en el Ayuntamiento de Álora debido a las altas temperaturas no había disponibilidad de visitas guiadas esos días pero al ver la casetilla pensamos, «¿será por ahí?»

Aparcamos el coche en el arcén de tierra, a la sombrita, y comenzamos a subir la montaña siguiendo las indicaciones y leyendo los paneles informativos sobre la historia del lugar.

Acceso a las ruinas de Bobastro

Hay que aplaudir a los responsables de turismo que han señalizado aquello de una forma tan eficaz y útil, en español y en inglés, para que los turistas sepan en todo momento por dónde tirar y qué están viendo.

Qué ver en las ruinas de Bobastro

Atravesamos los restos de lo que era la antigua muralla, de la que actualmente apenas queda una línea recta de roca reforzada que en su momento cubriría el perímetro de la ciudad. El sendero por el que íbamos atraviesa esos restos y si no estás muy atento no notas que eso pueda ser la muralla.

Castillo de Bobastro

Continuamos el sendero hasta lo que era una iglesia rupestre hecha en la piedra rodeada de los restos de un monasterio y un aljibe. El resto de iglesias de Bobastro fueron quemadas pero ésta, gracias a estar hecha en la roca, pudo perdurar.

Iglesia hecha en la piedra en Bobastro

Esta iglesia rupestre mozárabe fue construida sobre el año 917. Tiene planta basilical y está compuesta por tres naves y arcos de herradura. Fue descubierta en 1869 y excavada 1927.

Resto de la iglesia rupestre de Bobastro

Se puede entrar y salir por todas sus estancias y obtener unas vistas impresionantes desde su parte más alta. Es un buen sitio para descansar un poco, tomar unas fotos y coger energía a la sombra para bajar la montañita. Tras esto, el bañito en el embalse está bien merecido.

Bobastro, antiguo poblado cristiano de Al Andalus

Dónde bañarse en la Comarca del Guadalteba

Como el calor iba apretando, serían las 11:30, emprendimos la vuelta y tras un rato de camino cogimos el coche para dirigirnos a una zona cercana al embalse del Conde de Guadalhorce que parecía una especie de playa.

En el camino vimos que aquello se había llenado, los parking que a la ida estaban vacíos ya tenían el cartel de lleno y los arcenes empezaban a llenarse de coches.

Calita en el embalse del Conde de Guadalhorce

Encontramos un hueco a la sombra antes de un túnel cercano al restaurante El Kiosko, con la suerte de que estábamos muy cerca de un acceso hacia la «calita» que habíamos visto con buenos ojos cuando íbamos hacia las ruinas de Bobastro.

Bañarse en la Comarca del Guadalteba

Allí había poca gente y el entorno era de máxima tranquilidad. A lo lejos se veía un hinchable conocido como La Isla en el que los más pequeños jugaban tirándose como por toboganes. También había familias con canoas a lo lejos e incluso gente practicando paddle surf.

Como no sabíamos que se podían hacer esas actividades no íbamos preparados para ello pero quizás en próximos fines de semana por la Comarca del Guadalteba, que los habrá, practicaremos algunos de estos deportes.

Embalse del Conde de Guadalhorce

Nos instalamos en un par de rocas en las que pusimos las cosas y tras un intento fallido de poner la sombrilla (bajo la fina capa de arena había roca) nos dimos un buen baño en el agua cristalina del Embalse del Conde de Guadalhorce. La temperatura era óptima y además corría una brisa que bajaba de la sombra de los árboles de la montaña que hacía muy agradable el baño.

Es curioso que pese al sedimento del fondo, que se remueve a cada paso, el agua conserva la claridad que se veía desde fuera. La coges en la mano y ni un mínimo rastro de nada flotando. Por cierto, como el suelo es algo barroso, si vais a este sitio es recomendable usar zapatos de agua para no resbalar y por si los pies chocan con alguna piedra del fondo.

Dónde bañarse en la Comarca del Guadalteba

Al haber sombra por todos sitios, el Embalse del Conde de Guadalhorce es un lugar ideal para ir con la nevera llena a echar el día, además que es perfecto para ir con niños sin ningún peligro de corrientes ni de olas. Eso sí, hay que tener cuidado que el agua cubre a poca distancia de la orilla.

Dónde comer en la Comarca del Guadalteba

Hacía mucha calor y decidimos irnos para el alojamiento que habíamos contratado en plena Comarca del Guadalteba, ya que allí podríamos dejar nuestras cosas e irnos de nuevo a remojarnos en la piscina.

Como tampoco había muchas opciones, y cerca del embalse no había sitio para aparcar por la zona de los restaurantes disponibles, decidimos emprender la marcha y parar en lo primero que nos encontrásemos de camino a la casa rural.

Tras unos 10 minutos de carreteras sinuosas nos topamos tras una curva con el Bar Restaurante La Ermita, que recibe el nombre de la Ermita de Nuestra Señora de Villaverde que se encuentra justo a su lado.

Ermita de Nuestra Señora de Villaverde cerca de Bobastro

El origen de esta ermita, cuyo aspecto actual se debe a una reforma hecha en los años 60, está en las iglesias extramuros de Bobastro. Muy cerca de ella se pueden ver los restos de una torre de vigilancia conocida como Peñón del Moro y una necrópolis excavada en la roca.

Volviendo al almuerzo, no fuimos muy creativos, nos pedimos un churrasco de pollo (8€) y muslo de pollo a la parrilla (8´5€), ambos servidos con una buena ración de patatas a lo pobre. De beber, una botella de agua y un Aquarius. El total de la cuenta fue de 20€, incluyendo 0.50€ de pan.

Bar Restaurante la Ermita en la Comarca del Guadalteba

De sabor estaba correcto, como lugar de paso puede ser un buen salvavidas. Lo bueno del sitio es que sirven muy rápido, pero también es cierto que llegamos los segundos y al momento se llenó todo, empezaron las caras largas de la gente que esperaba, etc. Pero nosotros tuvimos la suerte de llegar 10 minutos antes y cuando pasó eso ya habíamos comido.

Es un sitio interesante para volver en la Comarca del Guadalteba, ya que para sus clientes tienen una piscina natural pegada a la montaña, pequeñita, que vimos de lejos pero que no llegamos a probar. Además tienen un aparcamiento que sin ser muy grande da cabida a los coches de los clientes y desde ahí se puede acceder a la Ermita de Nuestra Señora de Villaverde desde la que se obtienen unas buenas vistas.

Paisaje desde la Ermita de Nuestra Señora de Villaverde

Dónde alojarse en la Comarca del Guadalteba

Tras hacer una comprita en el Mercadona de Álora, que está a unos 10 minutos del alojamiento, llegamos al B&B Casa Arroyo de la montaña. Nos estaban esperando al llegar, ya que el staff vive también allí.

Este alojamiento actualmente oscila entre un 9.9 y un 9.8 en Booking, con toda seguridad quizás sea el alojamiento con la nota más alta en el que hemos estado hasta ahora. Nos costó la noche 51€ gracias a estar pendientes de que lo rebajaran, pero normalmente cuesta un poco más, sobre los 65€.

Por cierto, nunca viene mal recordar que si reservas en Booking de parte nuestra tendrás un 10% de descuento, es decir, que este alojamiento te hubiese costado tan solo 45€, que es un precio regalado para lo bien que está.

Opiniones B&B Casa del Arroyo de la Montaña

Nos enseñaron la habitación y los espacios comunes, los cuáles están muy cuidados y limpios. La habitación está bien equipada, no le falta detalle y si bien no tiene aire acondicionado, realmente con las temperaturas que hace no hemos tenido problema. Nosotros llevábamos un ventilador por si acaso y lo pusimos, pero se puede dormir sin problemas.

B&B Casa del Arroyo de la Montaña

La piscina y el entorno están muy cuidados. La cocina, que está en la parte exterior de la casa, frente a la piscina, y es de uso compartido, tiene lo necesario para que los huéspedes como nosotros puedan prepararse algo si les apetece.

Cocina de la Casa Rural en Álora

También te ofrecen una bebida de bienvenida y tienes cafetera de cápsulas, hervidor de agua, cerveza, agua y vino para que tú te sirvas y lo anotes para pagar al final. Nos ha gustado realmente la organización de este B&B y probablemente repetiremos.

Pasamos toda la tarde en la piscina, solo había otra pareja, ya que solo tienen una habitación y un yurt, por lo que las estancias tranquilas están más que aseguradas. También puedes llevar tu mascota, la otra pareja llevaba un perro y las dos chicas que están atendiendo a la organización del alojamiento tienen perro, el simpático Max.

Casa Rural y Piscina cerca de Álora

Por la noche, nos hicimos algo ligero y fresquito para cenar al lado de la piscina. La temperatura era perfecta y allí solo se escuchaban grillos y algún que otro avión que pasaba por allí de vez en cuando.

Para desayunar habíamos acordado previamente la hora, así que al levantarnos ya nos tenían todo preparado, no faltaba detalle: café, té, leche, zumo de naranja natural, diferentes panes, croissant de chocolate, mantequilla, quesitos para untar, miel, dos tipos de mermeladas, dos tipos de quesos para cortar, jamón, chorizo, un cuenco de frutas y un cuenco de yogur. En la foto faltan los panes y croissants, con la emoción se nos olvidó tomar la foto de todo.

Desayunar en el B&B Casa del Arroyo de la Montaña

Además, para completar el desayuno (que ya estaba perfecto) nos sirvieron una tostada con aguacate y un huevo frito, tan bien presentada como se ve en la foto. Demasié! Sin duda, hemos acertado en todo en nuestro fin de semana rural en la Comarca del Guadalteba.

Desayuno sano en la Comarca del Guadalteba

Como aún teníamos tiempo nos dimos un último baño en la piscina, la cual, a pesar de ser temprano, tenía la temperatura perfecta. Nos duchamos y preparamos para salir y, tras despedirnos muy amablemente de nuestras anfitrionas y del perrito Max, pusimos rumbo hacia Carratraca.

Almorzar en Casa Pepa, en Carratraca

Cuando llegamos a Carratraca callejeamos un poco buscando aparcamiento cerca de Casa Pepa. Tras varias vueltas aparcamos en una placita cercana y conseguimos estar puntuales para la hora que nos habían dicho, la 13:30.

Fonda Casa Pepa en Carratraca

En Casa Pepa se puede reservar, pero solo para dicha hora, las personas que lleguen después tienen que esperar a que acabe el primer turno y se quede alguna mesa libre. Por lo que vimos en el salón de dentro caben unas 25 personas y también hay una mesa en el recibidor pero no tenemos claro si está disponible para el público en general.

Bar Casa Pepa, Carratraca

Entramos y nos sentaron en la mesita para dos. Se ve que todo está organizado para empezar a la 13.30, ya que hasta esa hora no empezó a salir la camarera para decirnos lo que había ese día para comer.

Al sentarnos nos encontramos una botella de vino, otra botella de gaseosa Schuss y una jarra de agua tapada con una labor de hilo, típico de casa de abuela; y un picadillo fresquito que nos sirvió para ir aplacando el hambre.

Cuando miras a tu alrededor, revives la infancia de cualquier niño de pueblo: es el típico salón de casa de la abuela, con cuadros, recuerdos de comuniones, fotos de familia… un sitio bastante pintoresco en el que gusta estar, aunque si estuviera más fresquito sería mucho mejor.

Plato de Arroz de Casa Pepa

Y comenzó el carrusel de comida, de primero nos ofrecieronn gazpachuelo, arroz o callos y de segundo cordero, albóndigas y carrillada. Nosotros pedimos los dos de primero arroz, y de segundo carrillada y albóndigas.

Entre primero y segundo te traen un plato con choricitos y con el segundo te preguntan que si te fríen huevos y cuántos quieres… de abuela, abuela vamos.

Almuerzo en Casa Pepa

El arroz estaba riquísimo y los segundos igual. Y en abundancia. También nos preguntaron si queríamos más chorizo, pero nuestros cuerpitos no podían con más. De postre había melón, flan (que fue lo que tomamos) o cono de helado. El precio del menú es de 10€ por persona, comas lo que comas.

Casa Pepa en Carratraca, en la Comarca del Guadalteba, es un sitio que queríamos visitar desde hace años, desde que lo vimos en Andalucía Directo. Pocos sitios tan humildes se pueden jactar de haberle dado de comer nada más y nada menos que a Carlos de Inglaterra, el Príncipe de Gales. También han pasado por Casa Pepa personas tan conocidas como Antonio Banderas, Arguiñano, Romina y Albano, Jesús Quintero, Antonio Gala, y muchos más.

Aquí os dejamos un vídeo para acercaros a Casa Pepa:

Ya sabéis, si estáis cerca, no perdáis la oportunidad de visitar esta fonda tan particular. Es uno de esos sitios de parada obligatoria del que oyes hablar, sabes dónde está, pero nunca vas. Hasta que vas. Tan particular como, seas escéptico o no, puede ser visitar Bélmez de la Moraleda y sus famosas caras, que fuimos a visitar un día en el que los dueños de la casa nos atendieron estupendamente.

Tras este copioso almuerzo volvimos a Estepa y desde allí tras una breve parada a Sevilla, pero con ganas de volver a la Comarca del Guadalteba, es un sitio que nos ha enamorado y en el que seguro que repetiremos.

¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *