Finde 026: Castilla y León

Hacer Turismo en Castilla y León
Finde 026: Castilla y León
5 (100%) 6 votes

Como último viaje de 2017 hicimos una ruta de cuatro días por Castilla y León. En este viaje pasamos dos noches en Valladolid (la primera y la cuarta), una en León y otra en Burgos.

Al ser tres sitios distintos con mucho que ver en cada uno, para contar el viaje completo con todo detalle lo hemos dividido en tres escapadas de un día que fuimos publicando en el antiguo blog de blogspot poco a poco. En el futuro todo estará en este blog pero de momento puedes verlo en el otro.

Castilla y León paso a paso

Aunque en este artículo haremos un resumen general sobre este viaje por Castilla y León, estas escapadas pueden verse de forma independiente con todos los detalles de cada sitio.

Y dicho esto, vamos a por el resumen general del viaje, que comenzó en Sevilla con un vuelo de Ryanair entre Sevilla y Valladolid.

El vuelo nos salió por solo 30€ por persona la ida y vuelta y llega al Aeropuerto de Valladolid-Villanubla, que como su nombre indica, está en Villanubla.

Para este viaje, por las fechas navideñas en las que estábamos que siempre están los aeropuertos y estaciones a tope quisimos ser previsores y reservamos un seguro de viajes con IATI que nos cubría cualquier retraso de medios de transportes.

Hay varias modalidades de seguro según las necesidades de viaje que tenga cada uno y lo que requiera el destino al que se va, ya que si viajas fuera de España es muy aconsejable ir bien asegurado, sobre todo por temas de salud.

Hace un tiempo hablamos con IATI y llegamos a un acuerdo por el que si aseguráis vuestro viaje de parte de nosotros a través de este enlace se os hará un descuento del 5% del importe total. Si queréis viajar seguros os lo recomendamos.

Bueno, y dicho esto, continuamos con el viaje, en el que tras llegar al aeropuerto cogimos un bus que nos llevó hasta el centro de Valladolid, bajando en un parque a la orilla del famoso río Pisuerga

Tan cierto como que el Pisuerga pasa por Valladolid

Qué ver en Valladolid en un día

Comenzamos el viaje por Castilla y León y salimos a la calle tras soltar las cosas en el alojamiento que habíamos contratado, el Hotel Roma, bien situado en el centro. Un hotel que cumple la expectativa para pasar una noche.

Hotel en el centro de Valladolid

Fuimos buscando la oficina de turismo, viendo cosillas por el camino y parando a tomar una empanada de morcilla que estaba muy buena en un lugar llamado El Mercado del Trigo.

Pasear por Valladolid

Con el paseo mañanero atravesamos la Plaza Mayor de ValladolidPlaza de España, el mercado y vimos algunos lugares de interés como el Convento de Porta Coeli o la iglesia de Nuestra Señora de la Paz.

Centro de Valladolid

Llegamos a una gran plaza llamada Plaza Zorrilla, en la que se encuentra la espectacular Academia de Caballería y la entrada al Parque Público Campo Grande, el más grande de la ciudad.

Edificio frente al Parque Campo Grande

Entramos y pudimos ver sus cuidados jardines, un par de ardillas corriendo por los árboles, aves exóticas en voladeros, pavos reales sueltos entre la gente, etc. Y por supuesto tomar fotos.

Desde el parque volvimos al centro y rodeamos la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, conocida como «la inconclusa».

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

Muy cerca puede verse también la iglesia de Santa María de la Antigua, de como mínimo el siglo XI, con una fachada que llama mucho la atención.

Seguimos paseando por la zona y vimos algunas cosas más como la Universidad de Valladolid, la iglesia de San Martín y un pequeño resto de la antigua muralla.

Tapas y cultura en Valladolid

Fuimos a comer en el Bar Venta del Fraile, un sitio que al igual que el hotel, cumple la expectativa. Comimos variado, rico y a bien precio. Pedimos huevo de fraile, picardías, empanadilla picante, capricho de monja, surtido de croquetas y jijas con patatas, todos los imprescindibles de este lugar

Bar Venta del Fraile en Valladolid

Tras almorzar fuimos a visitar el Museo Nacional de Escultura, un lugar de paso obligatorio si vas a Valladolid. Digno de mencionar el espectacular retablo mayor de San Benito el Real. Si entráis en el enlace que pusimos al principio, el de un día en Valladolid, podréis ver todas las fotos del museo.

Museo de Escultura

Ya al anochecer hicimos una visita guiada a la Torre de la Catedral, a la que se sube en varios tramos en ascensor y alguno a pie.

A medida que se va subiendo se van obteniendo unas vistas de la ciudad impresionantes, que además por la nocturnidad y la cercanía de las fechas navideñas eran aún más llamativas debido a las luces y la gran cantidad de personas que había.

Vistas desde la Torre de la Catedral

Si tenéis la oportunidad de hacer la visita no la dejéis pasar, se reserva en la oficina de turismo junto al Parque Campo Grande.

Cenar en Valladolid

Y llegó la hora de cenar. Fuimos al famoso bar Los Zagales, cuyas tapas cuentan con varios premios. Es un bar de Castilla y León muy conocido por sus premios y reconocimientos. No dejéis de pedir el Tigretostón o el Obama si vais.

En el Bar Los Zagales pide un Tigretostón

Qué ver en León en un día

Al día siguiente cogimos temprano por la mañana un tren desde Valladolid hacia la siguiente etapa del viaje: León.

Allí nos alojamos en el Alda Centro Hostel León, un sitio más que básico en el que la calidad va a la altura que el precio, muy bajo. Pero íbamos a León a estar en la calle así que a eso fuimos tras soltar las cosas.

Hostel en el Centro de León

Casco Antiguo de León

Salimos a la calle y fuimos dando un paseo hasta el casco antiguo de la ciudad, viendo una zona de murallas y buscando un sitio para almorzar.

Finalmente lo que hicimos fue picar en varios bares. Primero en La Ribera, un lugar muy familiar. Luego en Vermutería Cervantes 10, más modernito. Y así hasta quedarnos bien de comida.

Para merendar nos fuimos a la zona más comercial y entramos en pastelería Canela, un lugar que hipermegaultra recomendamos. Pasteles buenísimos, atención excelente, buen café… ¡Perfecto!

Confitería Canela, León

Fuimos hacia la Catedral de León ya que desde allí salía una ruta guiada que habíamos reservado. La Catedral es enorme y lleva presidiendo la Plaza de Regla desde el siglo XII. Es un punto de gran importancia histórica en el Camino de Santiago y parada obligada del peregrino al pasar por Castilla y León.

Plaza de Regla en León

Rutas guiadas por el centro de León

Dimos una vuelta a su alrededor para hacer tiempo mientras empezaba la ruta que haríamos con la empresa Ganda Turismo con el nombre «Conoce el centro».

La ruta nos llevó a conocer lugares con historias bastante interesantes como el hospital que antiguamente fue Palacio de los Marqueses de Prado, el Parque Romántico, la casa donde nació Guzmán El Bueno (el del Castillo de Tarifa) y varias cosas más.

Iglesia de San Isidoro

También paramos un buen tiempo, y no era para menos, en la iglesia de San Isidoro, llena de historia y de simbología.

Frente a la torre de su campanario nos contaron la historia de su gallo veleta, que recomendamos ir a conocerla en profundidad al artículo de un día en León donde nos extendemos mucho más en detalles.

Continuamos la ruta pasando por el Café La Lola (el de los padres de Café Quijano), el Palacio de los Guzmanes, y como punto final de la ruta paramos frente a la Casa Botines, obra por Gaudí.

Gaudí construyó Casa Botines en León

Como más tarde habíamos reservado otra ruta de leyendas de León con la misma empresa, Ganda Turismo, nos dimos una vuelta para hacer tiempo por la Plaza Mayor, el Barrio Húmedo y el resto de calles de centro.

En esa ruta vimos momentos clave de la historia de la ciudad, personajes ilustres y fantasmas. Os recomendamos buscar la historia de Genarín, figura que procesiona extraoficialmente en la Semana Santa de León basada en una historia real.

Cenar en León

Para cenar fuimos a La Pintona, bar donde empezamos con vinos y tapas para terminar a lo bestia con codillo, potaje de alubias, carrillera de ternera, etc. Cosas que no se deben tomar para cenar todas juntas, vaya exceso que nos pegamos, pero aquí estamos 😀

De cena por León

Dimos un paseo para digerir un poco la comida y a dormir, que al día siguiente nos íbamos para Burgos en tren.

Qué ver en Burgos en un día

Continuando con la ruta por Castilla y León, llegamos a Burgos a media mañana y nos alojamos en el Hotel Jacobeo, un hotel muy céntrico con todo muy nuevo y correcto. Además la recepcionista nos atendió muy bien.

Dónde alojarse en Burgos

Comer en Burgos

Salimos rápido a la calle y nos dirigimos hacia la Plaza Mayor, recorriendo callejuelas, viendo cositas y planteando el sitio en el que almorzar.

Centro de Burgos

Finalmente elegimos un bar llamado El Soportal Tapería, donde empezamos con unos vinos de la tierra y acabamos sentados metiéndonos un menú bastante completo. Todo muy bueno y en cantidad.

Dónde comer en Burgos

Catedral de Burgos

Tras el homenaje seguimos paseando hasta la Catedral de Burgos, llamada Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María. Sin duda uno de los puntos de mayor importancia de Castilla y León.

Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María

Una construcción espectacular del siglo XII que sin duda merece un buen tiempo para verla. Además, tuvimos la suerte de que la plaza estaba vacía y pudimos hacer muchísimas fotos.

Cogimos la escalera lateral de la plaza de la Catedral hacia la iglesia de San Nicolás de Bari, que está en el recorrido oficial del Camino de Santiago.

Camino del Castillo de Burgos

Desde allí subimos hacia el Castillo de Burgos pasando por delante del Arco de Fernán González y parando en el Mirador desde el que se obtiene una buenísima panorámica de la ciudad de Burgos. Solo por eso merece la pena subir.

Vista de la ciudad de Burgos

Tuvimos la mala suerte de encontrar el Castillo cerrado así que bajamos por un camino distinto al de subida, por el que se ve la iglesia de San Esteban, en dirección hacia el Museo de la Evolución Humana.

Museo de la Evolución Humana de Burgos

En la visita al museo de puede ver todo sobre el trabajo arqueológico realizado en la Sierra de Atapuerca, entre lo que destacan los fósiles del Homo Antecessor, un homínido de hace 850.000 años. Muy recomendada la visita.

Museo de la Evolución de Burgos

Tras el museo, que ya se había hecho de noche, dimos un paseo por Burgos mezclándonos con el ajetreo navideño y nos tomamos un café en El Bosque Encantado. Es un sitio agradable para tomar un café o una copa, cosa que hicimos luego tras la cena.

Cenar en Burgos

Para cenar fuimos a Hammmbur, un bar que vimos que ponían hamburguesas de vaca y morcilla. Riquísimas. Una cena perfecta.

Hammmbur

Al día siguiente nos costó encontrar un sitio para desayunar. Tras mucho andar en Casa Pancho nos dijeron que ponían desayunos pero la realidad es que improvisaron uno para poder cobrarnos 4€ por un café y un amago de tostadas.

Ruta guiada por el centro de Burgos

Para la mañana habíamos reservado una ruta por el casco antiguo de la ciudad con la empresa Burgos Turismo, siendo la Catedral el punto de encuentro.

Recorrimos el casco histórico, por los lugares en los habíamos estado paseando el día anterior pero entendiendo mucho mejor su significado e historia.

Paseo junto al río en Burgos

Principalmente la ruta se centra mucho en el entorno de la Catedral, conociendo la importancia que ha tenido en la historia y evolución de Burgos los edificios más cercanos, las plazas, las calles en las que se desarrollaban los distintos oficios, etc.

La ruta nos llevó por el Paseo del Espolón finalizando frente al Arco de Santa María, una de las puertas de entrada a la ciudad que cada gobernante fue magnificando hasta tomar el aspecto de hoy.

Arco de Santa María en el Paseo del Espolón

Buscamos un sitio para comer rápido que no fuese una trampa para turistas, un Telepizza, y fuimos al hotel a por las cosas.

De camino al hotel pasamos por la iglesia de San Lesmes, el patrón de Burgos, que justo al lado tiene el Monasterio de San Juan.

Por último cogimos un taxi para ir a la estación de tren para volver a Valladolid y al día siguiente a Sevilla. El viaje por Castilla y León estaba llegando a su fin.

Vuelta a Valladolid

Llegamos a Valladolid por la tarde y nos alojamos en el mismo hotel que la primera noche, el Hotel Roma, pero esta vez por 8€ menos y en una habitación mucho más grande. Cosas de la oferta y demanda.

Habitación familiar en Valladolid

Salimos a cenar y tomar algo y acabamos en un lugar muy pintoresco, el Pasaje de Gutiérrez, una galería de finales del siglo XIX llena de bares y comercios.

De vuelta del fin de semana en Castilla y León

Al día siguiente, como el bus del aeropuerto sale a una hora a la que pierdes el avión, no tienes más remedio que gastar 25€ en un taxi en vez de 1,40€ en el bus (trampita para turistas).

Al menos para irnos con buen sabor de boca nos pegamos un desayuno campeón en El Mercado del Trigo, el sitio donde el primer día nos tomamos la empanada de morcilla.

Una buena guinda para esta travesía por Castilla y León que si queréis ver con aún más detalle podéis hacerlo en estos enlaces:

¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *