Desayunos: Bar Bocaito, en Sevilla

Desayunar en Nervión en el Bar Bocaito
Desayunos: Bar Bocaito, en Sevilla
5 (100%) 3 votes

Un día entre semana entré al Bar Bocaito que está frente al Centro Comercial Nervión Plaza en Sevilla esperando a que abriese una tienda. Es un bar situado en los pisos que hay en la avenida Luis de Morales, cerca del Estadio Ramón Sánchez Pizjuan.

Era una mañana de otoño que parecía una de verano fresquita y aunque pegaba desayunar fuera no pude porque los veladores estaban llenos. Buena señal en un bar.

Dentro había varios sitios libres para sentarse así que hice mía una mesa en la que poder adelantar algo de trabajo mientras llegaba el desayuno.

Desayunar en el Bar Bocaito en Nervión

Me acerqué a la barra y pedí mi reglamentaria tostada entera de jamón york, tomate y aceite con un zumo de naranja. A los pocos minutos uno de los camareros me trajo a la mesa el zumo y un poco después la tostada. Muy amables por cierto los camareros.

El zumo era de naranjas nuevas, algo fuertes, pero es que la naturaleza es así. La tostada de un tamaño perfecto, ni grande ni chica, aunque el pan no era muy blando.

El contenido de la tostada era el adecuado, dos lonchas cuadradas de jamón york sobre cama de tomate y aceite en su justa medida. Una tostada tan equilibrada no tenía más salida que estar buena.

Y llegó la hora de pagar. El precio también fue correcto, todo por 3€, en la línea de lo que suele costar este desayuno, por lo que contento en el sentido de producto, servicio y precio.

Lo que no me gustó

La pega que le pongo a este sitio es que los camareros van y vienen fumando en la puerta, por lo que si no quieres comer con humo y te metes dentro… lo vas a tener igual a no ser que te vayas al fondo del todo.

Durante mi desayuno fueron dos los camareros que fumaron en la puerta, uno que prácticamente se fumó el cigarro en un minuto mientras hablaba metiendo la cabeza y medio cuerpo con alguien de dentro (que es como fumar dentro) y otro que lo dejó en la puerta en el cenicero aprovechando para ir fumando un poco en cada viaje, así que cuando venía para dentro… humareda.

A pesar de la pega, lo recomiendo

A pesar de que esto de tragar humo me empañó un poco la buena sensación del desayuno, el Bar Bocaito es un sitio que hay que recomendar por el buen servicio, el buen desayuno y el buen precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *