Asistir a una Misa Góspel en Harlem

Misa Góspel en New York
Asistir a una Misa Góspel en Harlem
5 (100%) 6 votes

Ir a Harlem para asistir a una misa góspel es una de las experiencias que todo viajero debe hacer al menos una vez cuando va a Nueva York. Nosotros teníamos claro que la mañana del domingo era para dedicarla a eso y luego aprovecharíamos para tomar el brunch en Harlem Shake.

Misa en Bethel Gospel Assembly

Tras hacer una intensa búsqueda por internet de los sitios a los que se puede ir para disfrutar de una misa góspel nos decidimos por la Bethel Gospel Assembly, que es un centro que se sitúa en la calle 120th a la que se accede desde el Malcom X Boulevard. Para llegar se puede ir en metro en las líneas 2 y 3, te bajas en la 116th y andas un poquito.

Otra opción si no quieres ir a la aventura es contratar una excursión a una misa góspel en Nueva York, que hay varias empresas que la organizan. Aquí te ponemos un enlace por si quieres tener más información:

En cuanto a la Bethel Gospel Assembly, todo el mundo hablaba muy bien de esta iglesia por internet y si bien es cierto que al comienzo está todo bastante enfocado al turismo, no dejamos de percibir en ningún momento la autenticidad con la que vive esta comunidad la misa, sobre todo según avanzaba el tiempo y los turistas se iban marchando con el objetivo cumplido de haber asistido a una misa góspel, aunque solo fueran 5 minutos.

Es muy fácil controlar el horario de comienzo de la misa, ya que esta comunidad es muy activa en redes sociales y publican tanto el programa como los asistentes en su cuenta de Instagram.

Ir a una misa góspel en Harlem

Nuestra experiencia en la misa góspel en Harlem

No hay nada que no fuera positivo de esta experiencia: desde la llegada pasando por la acogida, con un cálido recibimiento, y el momento de irnos en el que nos despidieron con una gran sonrisa.

Todo el mundo de la comunidad nos saludaba, nos daban la mano y nos invitaban a participar como si fuésemos de allí de toda la vida. Tanto por parte de la comunidad como por la nuestra, la integración en la misa góspel fue total. Además, en las canciones ponen la letra en una pantalla a modo de karaoke, por lo que puedes cantar también a la vez.

Qué hacer en NYC: Misa Góspel

La duración de la misa fue de unas tres horas, aunque nosotros estuvimos 2 horas y media y podemos decir con boca grande que fue sencillamente ES-PEC-TA-CU-LAR.

Es difícil describir esta experiencia con palabras. Como muchas cosas en la vida, hay que vivirlo. Es realmente emocionante ver cómo todo el mundo disfruta ese momento.

El sermón lo dio un pastor de Guinea, muy pero que muy simpático, poniendo ejemplos de la vida diaria y analizando algún que otro pasaje del Nuevo Testamento aplicando técnicas de coaching.

Si no erez capaz de aguantar tanto o no tienes tiempo no te preocupes, no se molestan si te vas antes, de hecho muchos turistas lo hicieron tras echar un par de fotos o grabar un breve vídeo.

Cuando llegas al principo forman una cola en la puerta para los turistas y luego te van sentando poco a poco en los lugares más alejados. Suponemos que esto lo hacen porque ya se conocen el tema y hay muchos turistas que salen y pueden molestar si están en las primeras filas.

El donativo en la misa góspel

En cuanto a los donativos a la iglesia, al principio te dan unos sobres para que si quieres eches dinero y luego lo deposites en un cesto. Esta primera pasada está claro que es para los turistas que se escapan pronto.

Más tarde, a las dos horas por lo menos, vuelven a pasar el cepillo, por si alguien quiere dar más o si ha llegado tarde. Puedes dar limosna si quieres, no es obligatorio, tal y como hacemos en España.

En nuestro entorno de turistas hubo gente que no dio nada aunque la mayoría sí que hicimos un donativo. En nuestro caso y por lo que pudimos ver, más o menos lo normal entre los turistas es dar unos 5$ por persona, aunque al ir en un sobre es algo anónimo.

Misa góspel en Nueva York

Toda una experiencia

Si vas a Nueva York, debes ir a Harlem, y si vas a Harlem, debes ir a una misa góspel. No lo dudes, es una experiencia que merece totalmente la pena por todo lo que se vive ahí y por lo que se representa.

Como despedida, aquí puedes ver un vídeo en el que hemos recopilado varios de los momentos que vivimos en la misa góspel a la que asistimos:

Te recomendamos también, tras la misa, ir a Harlem Shake a comer hamburguesas a modo de brunch. Te lo contamos en el post sobre los lugares en los que comer en Nueva York.

¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *