Visita al Castillo de Medina Sidonia

Castillo de Medina Sidonia, en Andalucía
Visita al Castillo de Medina Sidonia
5 (100%) 4 votes

Tras unos días en Tarifa, volvimos hacia Sevilla por la autovía A-381, haciendo una para en el Castillo de Medina Sidonia, situado en la comarca gaditana de La Janda.

La posición estratégica de Medina Sidonia permite en poco tiempo llegar al mar, al campo o a la sierra. De hecho desde su castillo se puede divisar, si la niebla lo permite, toda la Bahía de Cádiz.

Como íbamos algo justos de tiempo para verlo todo tuvimos que elegir y nos dirigimos rápidamente hacia lo más alto de la localidad para conocer el recinto en el que se encuentran los restos del castillo. Allí pagamos 2€ por persona de entrada y nos dimos una vuelta por su interior.

Los tres castillos de Medina Sidonia

En el conocido como Cerro del Castillo se encuentran los restos de tres fortalezas distintas. La más antigua de estas construcciones es el Castellum romano, levantado en el siglo I a.C. y con una buena conservación.

Más tarde, entre los siglos XI y XII se levantó el castillo hispanomusulmán, mal conservado por la mala calidad de sus materiales, fácilmente degradables por los agentes atmosféricos.

Castillos de Medina Sidonia

El castillo hispanomusulmán sirvió de apoyo para construir el castillo cristiano en el siglo XV, por orden del II Duque de Medina Sidonia, don Enrique de Guzmán.

En 1523, los materiales de este castillo, por mandato de Carlos I que ordenó derribar toda fortaleza que no tuviese labores defensivas, fueron aprovechados parcialmente para otras construcciones en el núcleo urbano.

Más tarde, ante la invasión de las tropas napoleónicas a comienzos del siglo XIX, fueron reforzadas de nuevo sus murallas, construyendo nuevas dependencias y barracones. Lo que queda de los tres castillos anteriores y su reforzamiento es lo que hoy conocemos como el Castillo de Medina Sidonia.

El II Duque de Medina Sidonia

Aunque luego le tirasen abajo parte del trabajo realizado, Enrique de Guzmán se vio obligado a finales del siglo a reforzar el castillo y sus tropas debido a los enfrentamientos continuos que en esa época estaban dándose entre los distintos títulos nobiliarios.

Murallas del Castillo de Medina Sidonia

En su construcción destacan las torres esquineras,  los muros inclinados, y la preparación de las distintas zonas para la lucha utilizando artillería de pólvora. En estas fotos se puede ver de lo que hablamos.

Pasear por las murallas del Castillo de Medina Sidonia

Con este tipo de mejoras el II Duque de Medina Sidonia preparó para posibles enfrentamientos, no solo el antiguo castillo hispanomusulmán, sino todas las fortificaciones que tenía en otros lugares.

Torre defensiva del Castillo

La entrada al Castillo

La entrada a los tres castillos fue la misma a lo largo del tiempo. A día de hoy no se conserva una entrada en sí misma, sino el lugar y restos de construcciones que dan a entender que ese era el acceso principal a las distintas fortalezas.

Un ejemplo es el foso, de época romana, que en la siguiente foto se ve claramente a uno de los lados de lo que sería la entrada al castillo, con paredes inclinadas a cada lado que dificultasen la invasión, que de hecho no se solía dar por la dificultad, sino que en su lugar se sitiaban y se esperaba a que se quedasen sin recursos en el interior.

Vista del foso del Castillo de Medina

Las defensas del Castillo

Además de la iglesia de Santiago del Castillo, de la que solo quedan ruinas, se construyeron entre los siglos XIV y XV otras defensas preparadas para el uso de artillería. En la siguiente foto podemos ver los restos del puesto de una pieza de artillería, con un hueco en el muro llamado tronera por el que asomar el cañón.

Cañones en el Castillo de Medina Sidonia

En la misma época el castillo fue adaptado tanto para usar la artillería de pólvora con fines ofensivos como también defensivos, aumentando el grosor de los muros para poder aguantar bien los embites de los ataques enemigos con el mismo sistema.

Defensas del Castillo de Medina Sidonia

El agua y el Castillo de Medina Sidonia

En las distintas investigaciones llevadas a cabo en el castillo no se han encontrado señales de pozos para obtener agua que llegaran al nivel freático, y sin agua mal asunto para sobrevivir en un castillo.

En los alrededores había algunas fuentes para la población civil pero en el interior el sistema de tener agua fue mediante cisternas romanas y aljibes medievales, construidos para almacenar el agua de la lluvia para poder tener cuando hiciese falta.

El Castellum romano y la catapulta

Una de las zonas mejor conservadas del castillo es la de época romana, de casi una hectárea, de la que se han conservado el foso, dos torres y el perímetro amurallado. Estas murallas conservan una anchura en torno a 1,3 metros.

También se encontraron durante unas excavaciones los restos de una catapulta tipo escorpio que servía para lanzar flechas de pequeño tamaño y que podía atacar a 500 metros perforando fácilmente las armaduras del enemigo.

Vistas desde el Castillo de Medina Sidonia

Además de la historia, una de las cosas de las que se puede disfrutar en el castillo de Medina Sidonia son sus espectaculares vistas de la Bahía de Cádiz. Aunque no se aprecie (pero allí en persona con la ayuda de un mapa sí se veía perfectamente), en la siguiente foto se ven a lo lejos varias poblaciones, entre ellas San Fernando y Chiclana.

Panorámica desde el Castillo de Medina Sidonia

Y también al otro lado el Parque de los Alcornocales, un entorno natural a pocos minutos en coche de Medina Sidonia. Y no olvidemos las aves que se divisan desde el castillo. A cada momento lo están sobrevolando rapaces y todo tipo de especies de autóctonas de la zona.

Panorámica desde los muros del Castillo de Medina Sidonia

Vértice geodésico del Castillo de Medina Sidonia

Coronando lo más alto del castillo encontramos un vértice geodésico, que indica una posición geográfica exacta y permite triangular medidas junto a otros vértices ubicados en otros lugares. En España hay 11.000 como este, que suelen ser de 1,20m de altura y 30 cm de diámetro.

Desde 1975 están protegidos por la Ley sobre Señales Geodésicas y Geofísicas, estando penada por ley la destrucción de una de ellas. ¿Interesante verdad? Cuando veamos uno (que se suelen ver con frecuencia) ya sabremos con más detalle su utilidad.

Vértice geodésico en el Castillo de Medina Sidonia

Y tras el Castillo, un buen almuerzo

Bajamos de nuevo al pueblo y buscamos un lugar para comer, acertando de pleno. Entramos en un lugar llamado Restaurante Paco Ortega, en el que probamos la carne de retinto de la zona así como sus dulces típicos (amarguillos, tortas pardas y alfajores), de los que nos llevamos unas cajitas.

¡Un saludo!

One Comment on “Visita al Castillo de Medina Sidonia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *